Llámanos 01 33 1205 2795
Síguenos:
Guía básica de lactancia materna: Medicamentos, anticonceptivos, alcohol y tabaco

Guía básica de lactancia materna: Medicamentos, anticonceptivos, alcohol y tabaco

Cuando estamos amamantando siempre surgen dudas sobre los medicamentos que son seguros para nosotras o nuestros bebés. También solemos preguntarnos qué tan recomendable es tomar alcohol o si afectan las hormonas de los anticonceptivos. Hoy traemos toda esta información para ti y no te la debes de perder.

 

En el siguiente artículo encontrarás los siguientes temas:

  1. El uso de medicamentos durante la lactancia
  2. ¿Cuáles se deben de evitar?
  3. ¿Qué tan seguros son?
  4. ¿Habrá efectos secundarios?
  5. ¿Qué hay de los métodos anticonceptivos, en esta etapa?
  6. ¿Que hay sobre el consumo de alcohol, en la lactancia?
  7. ¿Y sobre el café, que cantidades son las correctas?
  8. ¿fumas, como puede verse afectada la lactancia?

MEDICAMENTOS, FÁRMACOS Y MÁS DURANTE LA LACTANCIA: ¿ COMO SABER SI SON SEGUROS?

La mayoría de los medicamentos son seguros durante la lactancia. Sin embargo, hay excepciones. Por esta razón, es mejor consultar con tu ginecóloga o asesora de lactancia  si tienes alguna pregunta sobre si un medicamento, hierba, suplemento u otro producto en particular es seguro para tu bebé mientras estás amamantando.

Es importante tener en cuenta que la calidad de la información sobre la seguridad de los medicamentos en la lactancia varía.

La base de datos LactMed, mantenida por la Biblioteca Nacional de Medicina, es una fuente confiable de información actualizada sobre qué medicamentos son compatibles con la lactancia materna. Da clic aquí para acceder a la página.

¿PUEDEN LOS ANTICONCEPTIVOS Y HORMONAS AFECTAR LA PRODUCCIÓN DE LECHE MATERNA ?

Algunos medicamentos son seguros, pero pueden afectar la cantidad de leche materna producida.

  • Las píldoras anticonceptivas combinadas de estrógeno / progesterona pueden disminuir la cantidad de leche que produce tu cuerpo, pero el efecto varía entre las mujeres. En algunos casos, puede ser mejor evitar este tipo de píldoras anticonceptivas.
  • Las píldoras anticonceptivas de progesterona solo, los dispositivos intrauterinos (DIU) y las inyecciones tienen menos probabilidades de afectar el suministro de leche.
  • Los DIU de cobre proporcionan anticonceptivos reversibles de acción prolongada sin hormonas, y pueden ser preferibles para las madres que amamantan
  • Los descongestionantes de venta libre que contienen pseudoefedrina también pueden disminuir el suministro de leche.

MEDICAMENTOS QUE SE DEBEN DE EVITAR DURANTE LA LACTANCIA:

Se sabe que algunos medicamentos son perjudiciales para los bebés y, si es posible, deben evitarlos las mujeres que amamantan.

  • Las drogas ilegales como las anfetaminas,
  • la cocaína
  • la fenciclidina (PCP)
  • la heroína

No son seguras para una mujer o su bebé. Se aconseja a las mujeres que usan estos medicamentos que no amamanten.

Hay datos limitados sobre los efectos de la marihuana en los bebés; sin embargo, al no haber evidencia científica aconsejamos a las mujeres que amamantan que eviten el uso de marihuana.

Si no estás segura de sí un medicamento es seguro para tomar durante la lactancia, es mejor consultar a un médico directamente.

¿Qué cantidad de alcohol puedo beber en caso de que esté amamantando?

Cuando una mujer que amamanta consume alcohol, se transfiere un pequeño porcentaje de alcohol a la leche materna; sin embargo, cuando el alcohol se elimina de su torrente sanguíneo, también se elimina de su leche.

La cantidad de alcohol considerada “segura” durante la lactancia es controvertida. Varios factores afectan la cantidad de alcohol que se transfiere a la leche materna y la cantidad que absorbe un bebé.

Para una mujer de peso promedio, transcurren aproximadamente dos horas para que una sola porción de alcohol se elimine por completo de su cuerpo.

Una porción de alcohol es 12 onzas de cerveza, cinco onzas de vino o 1.5 onzas de licor.

Para evitar por completo la transferencia de alcohol a tu bebé, los expertos recomiendan esperar aproximadamente dos horas después de consumir una sola porción de alcohol para amamantar. Una vez que hayas esperado dos horas, puedes amamantar a tu bebé (no es necesario extraer y desechar la leche). Si bebes más de esta cantidad, es más seguro abstenerse de amamantar durante dos horas adicionales por cada porción de alcohol.

SOY AMANTE DEL CAFÉ ¿TENGO QUE DEJARLO SI ES QUE ESTOY AMAMANTANDO?

La mayoría de las mujeres que amamantan pueden tomar una cantidad moderada de cafeína sin que afecte a sus bebés. La Academia Estadounidense de Pediatría define una ingesta moderada de cafeína como dos o tres tazas de una bebida con cafeína (por ejemplo, café) por día.

Sin embargo, algunos bebés son sensibles a la cafeína y se vuelven irritables o tienen dificultad para dormir, incluso con pequeñas cantidades de cafeína.

La sensibilidad de un bebé a la cafeína generalmente disminuye con el tiempo porque los bebés eliminan la cafeína de su sistema más rápidamente a medida que crecen (por ejemplo, después de tres a cinco meses de edad). Si notas que tu bebé parece irritable o tiene problemas para dormir cuando consume cafeína, puedes intentar reducirlo para ver si eso hace la diferencia.

¿Cómo puede afectar a mi bebé si yo o mi pareja fumamos y estoy amamantando?

Los bebés de padres que fuman tienen un mayor riesgo de una serie de afecciones, que incluyen asma, neumonía, infecciones del oído, bronquitis y síndrome de muerte súbita infantil (SIDS), entre otros. Estos riesgos también se aplican a los bebés que viven con fumadores. Lo mejor es reducir o dejar de fumar puede disminuir estos riesgos.

Pero si eres mamá y no puedes dejar de fumar, es preferible que continúes con la lactancia materna porque es aún más beneficiosa que la alimentación con fórmula. Recuerda que fumar puede reducir tu suministro de leche materna.

CONCLUSIÓN:

Tomar en cuenta los puntos anteriores ayudará mucho a una buena lactancia para tu bebé. Con estas recomendaciones estamos seguras de que te serán de mucha utilidad y podrás estar más tranquila en cuanto lo que se debe o no hacer por el bien de tu bebé.

¡Ahora ya sabes que hacer en caso de que estés en una fiesta y tengas un antojo de cerveza o un vinito! Nos vemos en nuestra siguiente nota y gracias por leernos.

Adaptado de: UP TO DATE 2019

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *