Llámanos 01 33 1205 2795
Síguenos:
OMEGA 3: LAS GRASAS BUENAS QUE CUIDAN DE TI Y TU BEBÉ

OMEGA 3: LAS GRASAS BUENAS QUE CUIDAN DE TI Y TU BEBÉ

Hemos aprendido a tenerle miedo a las grasas. Tienen mala fama por su relación con la obesidad, los infartos y la obstrucción de las arterias.

Sin embargo, no todo es negativo, ni todas son tan malas como creemos. Así que ha llegado el momento de reconocer su lado positivo y valorar los grandes beneficios que pueden brindar durante el embarazo para mamá y bebé.

¿Cuáles son las “grasas buenas” para mí y mi bebé durante el embarazo?

El Omega 3. Los cuales son ácidos grasos polinsaturados de cadena larga. Existen dos tipos de Omega 3:

  • DHA ácido docosahexaenoico
  • EPA ácido eicosapentaenoico

Estas grasas se encuentran principalmente en pescados como el salmón, el atún, aunque también en alimentos fortificados como el yogurt, el huevo y la leche.

¿Por qué son grasas saludables y cómo ayudan a mi bebé?

El DHA es esencial para el desarrollo adecuado del cerebro y los ojos del feto y del bebé. Los investigadores han descubierto que los bebés de las mamás que habían consumida cantidades adecuadas de omega 3 tienen mejor coordinación mano-ojo.

Tomar suficiente omega 3 es especialmente importante durante los últimos tres meses del embarazo y durante la lactancia porque el cerebro está creciendo a un ritmo muy rápido en esta etapa.

¿Cuáles son las ventajas del Omega 3 para la mamá durante el embarazo?

Existen estudios muy recientes que han descubierto que el Omega 3 puede disminuye el riesgo de parto prematuro y previene que el bebé tenga bajo peso al nacer.

Además, tomar Omega 3 puede ayudar a disminuir los cambios de humor bruscos y con ello bajar el riesgo de depresión posparto.

¿ Qué cantidad de Omega 3 debo de tomar para obtener estos beneficios?

Debemos de ingerir de 200 a 300 mg de DHA. El número de porciones semanales de pescado necesarias para alcanzar el objetivo de ingesta de DHA de 200 a 300 mg/día depende del tipo de pescado. Es importante destacar que las mujeres en edad fértil elijan los peces con bajo contenido de mercurio y otros contaminantes.

Para las mujeres embarazadas, además de los alimentos ricos en omega 3 existen disponibles una serie de alimentos fortificados con DHA, que incluyen el yogurt, la leche y los huevos. Los suplementos que contienen aceite de pescado o DHA sintetizado por algas también están disponibles. E incluso, ya muchas vitaminas prenatales también contienen DHA/EPA.

Recuerda que el mejor regalo para ti y tu bebé es la salud y el bienestar. Cuidarte es cuidarlo a él desde la pancita y sus primeros momentos de existencia.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *