Llámanos 01 33 1205 2795
Síguenos:
VIAJAR SEGURA EN AVIÓN DURANTE EL EMBARAZO: TODO LO QUE TIENES QUE SABER

VIAJAR SEGURA EN AVIÓN DURANTE EL EMBARAZO: TODO LO QUE TIENES QUE SABER

Estar esperando un bebé es una de las experiencias más especiales y diferentes que se pueden vivir. Aunque sabemos que el embarazo no es una enfermedad existen muchos mitos sobre lo que se debe o no  hacer en esta etapa.

Uno de los aspectos que más preocupa a las mamás es viajar, especialmente  viajes largos a otros países y cuando son  en avión.

Si estas embarazadas y estas por realizar un viaje, debes de considerar estas cuestiones:

  1. Identificar situaciones de riesgo en tu embarazo y si presentas la probabilidad de padecer alguna complicación. Es decir, antes de viajar consulta con tu gine si tienes algún riesgo individual y si así fuera asegúrate de tener el contacto de algún médico o centro de atención especializado localizado en el destino al que viajas.
  2. Si tienes algún seguro médico revisa que esté vigente y los requisitos de tu póliza para que te dé cobertura en caso necesario.
  3. Investiga las horas de viaje, ya sea en avión o en autobús la inmovilidad prolongada es un riesgo para la formación de trombos y coágulos. Durante el embarazo existe un mayor riesgo de tromboembolismo venoso.
  4. Infórmate directamente en la compañía aérea en la que viajas  sobre los siguientes aspectos:
    • Acceso a médicos durante el vuelo.
    • Ambiente con poco oxígeno
    • Si necesitas alguna constancia médica para abordar el avión.
    • Pero sobre todo las políticas de la aerolínea según las cuales permiten el viaje basado en las semanas de gestación.
  5. El riesgo de exposición a enfermedades infecciosas (p. Ej., Diarrea del viajero, malaria, virus Zika), así como la profilaxis, prevención y tratamiento de estas enfermedades. Dada la asociación entre el virus Zika durante el embarazo y la microcefalia congénita, las mujeres embarazadas deberían considerar posponer los viajes a áreas con transmisión del virus Zika transmitida por mosquitos.
  6. Algunas de las vacunas y medicamentos administrados a los viajeros no son seguros para las mujeres embarazadas. Si deseas viajar a un país donde la infección es un problema, pregúntele a tu médico si puedes ir allí de manera segura.

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos y la Junta Europea y el Colegio de Obstetricia y Ginecología se encuentran entre las organizaciones que han publicado guías para viajeras embarazadas. 

Durante el vuelo…

La mayoría de las aerolíneas permiten a las mujeres con embarazos únicos volar hasta 37 semanas de gestación y hasta 32 semanas con embarazos gemelares, aunque las políticas individuales pueden variar, por lo que debes de consultar con tu aerolínea.

El viaje en avión comercial es generalmente seguro para mujeres con embarazos no complicados. Pero las mujeres que han tenido problemas durante el embarazo, como la presión arterial alta, deben limitar los viajes aéreos. No hay riesgos conocidos de transporte aéreo para un bebé que aún está en tu pancita

Los estudios observacionales han informado un mayor riesgo de parto prematuro entre los pasajeros, particularmente las mujeres que vuelan por largos períodos de tiempo y con frecuencia.

Las adaptaciones fisiológicas maternas a la presión barométrica reducida a gran altitud incluyen la hemoconcentración, el aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial, y la disminución de la capacidad aeróbica con la reducción de la presión parcial de oxígeno.

Por estas razones, te sugerimos ciertas precauciones durante el viaje aéreo:

  • Durante los vuelos largos, las mujeres embarazadas deben estirar y flexionar las piernas. También deben pararse y moverse cuando sea seguro hacerlo. Esto puede evitar que se formen coágulos de sangre en las piernas.
  • El uso de medias de compresión y evitar ropa apretada también pueden ser útiles.
  • Mantente hidratada.
  • Usa tu cinturón de seguridad continuamente para protegerte contra lesiones por turbulencias inesperadas.

También considera lo siguiente:

  • Si tu embarazo es complicado desde el punto de vista médico que puede complicarse aún más por las condiciones del vuelo o que requieren atención de emergencia, deberías de evitar los viajes aéreos. 
  • Se puede administrar oxígeno suplementario a las mujeres embarazadas que deben viajar y no tolerar el ambiente relativamente hipóxico de los vuelos a gran altitud, incluso en aviones presurizados.
  • La cantidad de radiación cósmica recibida durante el viaje en avión está por debajo del nivel en el que comienza a preocuparse por los posibles efectos fetales nocivos (20 milisievert o 2 rem).
    Como ejemplo, una mujer en un vuelo transpolar de ida y vuelta desde Nueva York a Tokio estaría expuesta a aproximadamente 15 mrem de radiación cósmica; para un vuelo transcontinental de ida y vuelta a través de los Estados Unidos, la exposición sería de 6 mrem. En comparación, el límite recomendado por la Comisión Internacional de Protección Radiológica (ICRP) y el Consejo Nacional de Protección Radiológica (NCRP) para la exposición máxima acumulativa a la radiación para un miembro del público en general durante un año es de 100 mrem.

  •  Los pilotos, los asistentes de vuelo y los viajeros frecuentes pueden exceder este nivel, particularmente si vuelan durante eventos de partículas solares, cuando los niveles de radiación pueden aumentar significativamente.
  •  Los viajes aéreos de larga distancia también interrumpen los ritmos circadianos; los efectos de esto en el embarazo son desconocidos.

Aún hay muchas cosas que decir sobre el fascinante mundo de los viajes pero hasta aquí te dejamos con lo básico. Si tienes alguna pregunta no dudes en contactarnos.

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *