Llámanos 01 33 1205 2795
Síguenos:
Infecciones vaginales: cómo prevenirlas e identificarlas

Infecciones vaginales: cómo prevenirlas e identificarlas

Sabemos que puede ser un poco incómodo,
pero no te preocupes, ¡No es tan malo!

Las infecciones vaginales son causadas por diferentes organismos, la más común entre las mujeres es la vaginosis bacteriana, una infección de la vagina que puede causar flujo vaginal de olor desagradable. 

Las mujeres normalmente secretan una pequeña cantidad de flujo vaginal todos los días, una secreción clara y sin aroma, la cual nos mantiene con una adecuada humectación genital. Pero; las mujeres con vaginosis bacteriana pueden secretar mucho flujo vaginal, o un flujo vaginal que huele mal.

La vaginosis bacteriana es causada por ciertas bacterias. La vagina normalmente contiene distintos tipos de bacterias que habitan ahí y nos ayudan a mantener un pH balanceado, pero, cuando las cantidades o los tipos de bacterias cambian, se puede producir una infección.

Las mujeres no contraen vaginosis bacteriana por mantener relaciones sexuales, no son consideradas enfermedades de transmisión sexual, pero las que la padecen tienen más posibilidades de contagiarse de otras infecciones de su pareja durante la relación sexual. 

¿Cuáles son los síntomas de la vaginosis bacteriana?

Muchas mujeres con vaginosis bacteriana no tienen síntomas. Cuando sí tienen síntomas, con frecuencia tienen un flujo vaginal que “huele a pescado”, el cual puede ser más evidente después de tener relaciones sexuales, y es acuoso y blancuzco, o gris. Las mujeres también pueden tener una sensación de ardor y picazón en la vagina.

¿Existe una prueba que me pueda realizar mi médico?

Sí. Tu médico puede realizarle un examen y obtener una muestra de tu flujo vaginal para hacer pruebas de laboratorio con la muestra en busca de infecciones.

¿Cómo se trata la vaginosis bacteriana?

Se trata con medicamentos, ya sean por vía oral, gel o crema, recetado por su médico, las utilizadas con más frecuencia son:

  • Metronidazol
  • Clindamicina

¿Es necesario que mi pareja sexual se haga un tratamiento si tengo vaginosis bacteriana?

Depende. Si tu pareja sexual es hombre, no es necesario que él se haga un tratamiento si tu tienes vaginosis bacteriana. Sin embargo, si tienes relaciones sexuales con otras mujeres, debes decirles que tienes vaginosis bacteriana. De esa manera, pueden recibir tratamiento si también tienen síntomas.

¿Qué puedo hacer si mis síntomas regresan?

Quizás necesites más medicamentos, en este caso es importante acudir a tu médico para valorar el tratamiento más adecuado para ti.

Algunas mujeres tienen vaginosis bacteriana repetidamente y es posible que deban usar medicinas durante 3 a 6 meses para prevenir infecciones futuras.

¿Qué ocurre si estoy embarazada y tengo síntomas de vaginosis bacteriana?

La vaginosis bacteriana en el embarazo suele tratarse de la misma manera que cuando no se está embarazada, es muy importante acudir al médico si tienes síntomas de vaginosis bacteriana para así encontrar el tratamiento necesario.

¿Se puede prevenir la vaginosis bacteriana?

A veces sí. Para prevenirla puedes hacer lo siguiente:

  • Evitar las duchas vaginales (una ducha vaginal consiste en ponerse líquido en la vagina para lavarla) ya que cambian el pH de nuestra vagina y pueden alterar la reproducción de las bacterias.
  • Utilizar condón al tener relaciones sexuales
  • No fumar y mantener un estilo de vida saludable

Las infecciones vaginales bacterianas son un tema común y frecuente entre las mujeres, que pueden hacernos sentir desesperadas, pero no te preocupes, tiene solución.

Recuerda que tu salud es lo más importante y es responsabilidad de cada mujer cuidarla y preservarla. 

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *