Llámanos 01 33 1205 2795
Síguenos:
¡Tú puedes parir sin desgarros! Las 4 claves para prevenirlos y qué debes saber antes del parto.

¡Tú puedes parir sin desgarros! Las 4 claves para prevenirlos y qué debes saber antes del parto.

Parir sin desgarrarse y conservar el periné íntegro es una meta para todas las mamás a punto de parir. Mucha gente cree que la integridad de la vagina y del periné en el parto son una cuestión de suerte, fortuna o un regalo que depende de las fuerzas que concurren en el momento del parto.

¡El trabajo para conseguir un periné intacto hay que iniciarlo mucho antes del parto! 

Yo como educadora perinatal y Doula, gracias a la experiencia que he tenido en tantos acompañamientos,  creo que  el secreto más importante está en la explicación previa al nacimiento sobre las sensaciones que se experimentan, conforme la cabeza del bebé estira los tejidos, y alertar a la mamá sobre los riesgos que tiene al empujar.

Las mujeres tienen muchas ganas de escuchar durante las charlas prenatales la realidad del parto.  Yo pongo especial énfasis en explicar lo que ocurre en esta fase del trabajo de parto. En los siguientes puntos resumo la información y las recomendaciones que yo les doy sobre la segunda fase del parto, lo que se conoce como “expulsivo”:

  1. Empezarás a tener ganas de empujar cuando sientas una sensación como de tener que hacer popo, una gran presión. En esta parte no tendremos ninguna prisa. Te conectaras con tu cuerpo y procurarás no impacientarte. Esto permitirá que tu cuerpo libere hormonas para tu periné que lo reblandecerán al máximo para el momento en que la cabeza del bebé lo estire. La presión en el ano, se hará más fuerte. Como ya habrás aprendido que esto es lo normal, te relajarás y verás que ésta es una sensación interesante y extraña. Tal vez incluso pienses “Vaya,  (el nombre de tu educadora perinatal), me dijo que sentiría esto y tenía razón. Supongo que esto ocurre desde los principios de la humanidad…” . 
  2. Lo siguiente que sentirás será como una quemazón intensa y pinchazos justo alrededor de la entrada a la vagina. Esto es lo que muchas mujeres describen como el “aro de fuego” porque rodea toda la abertura de la vagina. En este momento te saldrá de manera instintiva, el llevarte la mano a la vulva que está prominente e intentar sujetar por donde sale la cabeza del bebé. Este instinto lo debes seguir. Parece ser que realmente es útil poner ahí tus propias manos. 
  3. A veces a las mujeres les gusta tener paños calientes en el periné en este momento, o si estás en la tina caliente, hará el mismo efecto, pero lo más importante, Haz lo te apetezca.

La mayoría de las mujeres prefieren el momento del expulsivo a la etapa de dilatación. Cuando estás empujando sientes que por fin avanzas y que realmente hay una meta al final de todo tu esfuerzo. Es un momento en el que tienes concentrarte al máximo y centrarte en ti misma.

La 4 clave y la más importante:

  • El momento de la coronación (cuando sale la cabeza) es muy intenso y requiere que te concentres exclusivamente en notar la sensación de quemazón como una sensación segura y sana que no se parece a nada que hayas sentido antes.
  • Tu Doula sólo te dará consejos positivos de la forma más sencilla posible para que no te desconcentres, típicamente te dirá cosas como: “Muy bien, Linda, suave…. suave… suave…. aguanta, aguanta conmigo. Muy bien, ya hemos acabado con esta. Te estás abriendo divinamente, hay muchísimo sitio para tu bebé, tu hij@ tiene el tamaño ideal para pasar…”

Cuando la cabeza haya terminado de salir notarás un inmenso alivio. Entonces tienes que seguir centrándote en la siguiente contracción, que hará que salgan los hombros del bebé. Luego todo el cuerpo del bebé saldrá rápidamente con muy poco esfuerzo por tu parte.

Te pondrás a tu bebé sobre tu piel desnuda en ese momento y verás como es lo más alucinante del mundo tener a ese pegajoso, resbaladizo, y maravilloso bebé contigo fuera de tu cuerpo. Cuando salga la placenta notaras como si un tapón muy grande y suave se escurriera. Es un sentimiento hermoso y empoderador, completar todo el proceso del parto con la salida de la placenta.

¡No más episiotomías durante el parto!

Cuando una madre recién parida conserva el periné intacto se recupera antes y mejor del parto, por esto es importante saber que las episiotomías de rutina ya no deben practicarse, confiar en la sabiduría de la mujer y la elasticidad del periné, promover el libre movimiento en el parto, y que las mujeres escojan la manera más cómoda para ellas de parir, hará muy posible que esto suceda.

Por:
Margarita Aguilar AP

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *