Llámanos 01 33 1205 2795
Síguenos:
El contacto piel a piel es amor de mamá, calor y leche materna

El contacto piel a piel es amor de mamá, calor y leche materna

“Si nuestro propósito es forjar un mundo sin violencia, debemos de comenzar con amor y cuidados desde el útero”  Deepak Chopra

El sitio más seguro para un bebé que acaba de nacer es el pecho desnudo de su madre.  Él bebe sano, con un peso mayor a los 2 kgs, tiene que estar en contacto piel a piel desde los primeros minutos de nacido y hasta  las primeras dos horas que le siguen.

El bebé se impregna del olor, el sabor, el calor, el latido y la mirada de mamá. Esto lo tranquiliza, lo arrulla, lo protege. No llora ni se liberan hormonas del estrés ni la adrenalina que altera su sistema nervioso central. Este bebé está seguro y  su frecuencia cardiaca, respiratoria,  y su temperatura corporal pronto se normalizan. La madurez del sistema nervioso central funciona perfectamente y se establecen los patrones de conciencia, sueño y vigilia de manera inmediata.

Un bebé separado de mamá, llora, se desgasta. Requiere de mucho esfuerzo para alcanzar la estabilidad fisiológica y la adaptación de su cuerpo a la vida extrauterina. Además, la lactancia materna tiene un alto riesgo de fracaso, con porcentajes de éxito solo del 20%.

El lazo amoroso más importante de los seres humanos, también se establece en este momento. El bebé viene de una fusión literal con su madre, al nacer continúa este vínculo a través del contacto y la alimentación del seno materno, lo cual es indispensable para sobrevivir en condiciones óptimas.  Y es que inmediatamente luego de que sale el cuerpo del bebé se produce una lluvia de oxitocina, hormonas, endorfinas, neuropéptidos que activan el instinto más primitivo de protección y cuidado de la madre y del padre hacia la cría.

La necesidad de contacto del bebé no solo es una cuestión física. John Bowlby quien  desarrolló la teoría del vínculo afectivo, establece que cuando este contacto no existe, el niño queda marcado por el resto de su vida “el amor materno, el contacto de las primeras horas y durante la infancia es tan importante para la salud mental como las vitaminas y proteínas para la salud física”.

“Nuestra facultad de amar se ha visto deteriorada por una insuficiencia de amor en los primeros tiempos de nuestra existencia. Somos bebés a los que se les dejó llorar en la cuna. El amor que se transmite en las primeras horas y al principio de la vida es una memoria indeleble que más tarde nos puede evitar la enfermedad física y mental”.

Por eso durante el nacimiento, sea parto o cesárea debemos de proteger y respetar también el bebé. No olvidemos:

  • Cuidar los tiempos, y minimizar las prisas
  • Promover el corte tardío del cordón
  • El contacto piel a piel
  • El inicio de la lactancia en la primera hora de nacimiento
  • El alojamiento conjunto

Este fue el tercero de nuestro especial “Un parto humanizado: Las cuatro cosas esenciales al momento de dar a luz”, puedes encontrar la primera parte dando click aquí.

La segunda parte “Un nacimiento respetado: el corte tardío del cordón umbilical y sus efectos” también puedes encontrarlo aquí.

Para más información no olvides seguirnos en nuestras redes sociales:

Página de Facebook: NacerseMX

Instagram: Nacerse.Salud.Sexualidad

¡Gracias por leernos y no te pierdas la cuarta parte de este especial!

1 Comment

  • Www.Mundosalud.Org Posted noviembre 13, 2018 5:02 pm

    Me ha apasionado este texto y en ningún momento había analizado una opinión como esta sobre el tema, impresionante
    ! Enhorabuena

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *