Llámanos 01 33 1205 2795
Síguenos:
Poema: Las mujeres de Ciudad Juárez

Poema: Las mujeres de Ciudad Juárez

El día de hoy les compartimos en Nacerse un poema de Neeli Cherkovski (profesor de literatura y filosofía en el New College of California) que trata el tema de los feminicidios en Ciudad Juárez.

Hoy en este especial 2 de noviembre, honramos y recordamos a las mujeres que les han arrebatado sus sueños, su futuro y sus esperanzas. Justicia para nuestras compañeras, es lo único que pedimos…

Las mujeres de Ciudad Juárez

ella saca un sol perro del cielo

seguido por un jaguar,

dime qué tan lejos

están los sueños, qué  tan al alcance de las manos

camiones jadeando por los caminos

cargando petróleo desde terrenos abundantes

y dime al mismo tiempo que saltas

acerca de las mujeres, pero habla con un suave  temblor

en las banquetas llenas de sangre

y rinde homenaje al trabajo

de aquellos que aman la lluvia

Vengo hacia tí desde la multitud

mujer ancestral, desde muy lejos

pero al mismo tiempo tan cerca

Toco tus labios mientras el medio día

nos deja mareados, dime, siempre, ¿Cómo

te derribaron? ¿Qué palabras cayeron  de sus bocas?

habla con los hombres que manejan las plantas de azúcar

los que son dueños de condominios

en las colinas de lugares lejanos , y qué tan cerca están

las esquinas rabiosas, ¿qué tan cerca están las mujeres

solas bajo la luz de la calle? vivas en la estrella muerta,

solas en la casa de las lámparas,

habla en el micrófono, se veloz, calma a los hombres

con tus palabras, bebe su mezcal, come sus platillos,

y dejalos discutir acerca de las altas y bajas de la democracia,

dejalos a sus salarios, concédeles el tiempo para pensar,

guarda a las mujeres para el sueño que aprieta antes de que las distancias brillen

y crezcan cerca, habla con él, murmura en su oído,¿dónde esta Rosa?

¿Quién se llevó a María?

¿Cuándo regresará la mujer que trabaja el barro?

Carla este es mi poema nuevo, lo escribí esta mañana

para que tú tal vez escuches mis palabras

en tu ciudad montañosa rodeada de cóndores,

tal vez debo murmurar las palabras, aunque no sea apropiado,

los sueños tristes de las mujeres que ya no están,

la baladista perdida y aquellas que caminan hacia el abismo solas

rodeadas de estrellas

¿Qué tipo  de asesinos arcaicos aparecen

en nombre del perro y el gato?

“justicia para las mujeres asesinadas”

dice un papel clavado en el poste

al final del camino que lleva a  lo implacable,

¿Cuántas más tienen que desaparecer?

¿Qué es una frontera?

¿De quién esa sombra  que cruza las persianas

cerradas del pueblo? Imagino una calle de comerciantes

abriendo sus negocios, vendemos sabanas de la India

y el ahorcamiento de las emociones de una república

picoteada por el águila, DETENGAN LA VIOLENCIA

EN CONTRA DE LAS MUJERES y sal de tu martirio,

encuentra a  los perpetradores

que alzan sus manos encontra de tus hijas,

las madres,  tus hermanas, tus sombras

y los cuerpos envueltos en tus cuerpos

dame una corona de laureles para ponerla

en las escaleras de la biblioteca, vine aquí y les entregué

una canción, realmente, ahora ya no estoy,

visto una blusa y collares,

llevo lápiz labial y maquillaje,

no soy tuyo

ellos vienen a matarte, están

tan lejos y tan cerca, ellos se esconden en sus colonias,

contratan guardias para sus hijos,

ellos pisan tus huesos rotos,

golpean con sus pies tus ojos

¿qué canción es la que ellos cantan?

ellos cantan sobre la sierra y

los arroyos secos, y duermen

de manera profunda toda la noche.

¿Te gustó el poema? ¿Qué piensas de ello? Compartenos tu opinión en los comentarios.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *